Tratamientos de madera contra xilófagos

Tratamiento de termitas con cebos o barreras químicas.
La madera es un material susceptible de modificación y ataque por diversos agentes abióticos (humedad, cambios de temperatura...) y bióticos (microorganismos e insectos xilófagos, como por ejemplo, termitas, carcoma, hongos).
Termitas

Termitas, ¿qué son y cómo funcionan?

Las termitas, a diferencia del resto de los insectos causantes de daños en la madera, durante su fase larvaria son insectos sociales, diferenciándose tres tipos:

- La pareja fundadora (sexuados).
- Individuos sexuados funcionales, que pueden formar nuevas colonias.
- Individuos ápteros no funcionales, obreras y soldados que son ciegos y presentan unas fuertes y grandes mandíbulas.

Termitero

Las colonias de las termitas funcionan de la siguiente manera:

- Con las primeras lluvias de primavera y otoño numerosas parejas sexuadas abandonan el termitero volando, muriendo en gran número durante el desplazamiento y desalando (muchas alas sueltas), son muy parecidas a la hormiga común pero con cuatro alas en paralelo.
- Se fecundan durante el vuelo, comenzando seguidamente la construcción del termitero.
- Posteriormente se realiza la primera puesta, de la que tan solo nacen obreras, indispensables para la construcción del nuevo termitero.
- La reina solo se dedica a poner huevos.

Organización social de las termitas

Termita reina

En la madurez, una reina primaria tiene una gran capacidad para poner huevos. En ciertas especies, la reina añade un par de ovarios adicional lo que resulta en un abdomen muy distendido y en el incremento de la fecundidad, llegando a poner más de 2.000 huevos al día. La distensión del abdomen aumenta la longitud del cuerpo de la reina varias veces más que antes del apareamiento y reduce su capacidad de moverse libremente, aunque las termitas obreras la asisten. Se cree que la reina es la fuente principal de las feromonas útiles en la integración de colonias, que podría ser transmitido a través de la trofalaxis (alimentación compartida).

El rey crece sólo un poco más después del apareamiento inicial y continua apareándose con la reina de por vida (una reina termita puede vivir 45 años). Esto difiere de las colonias de hormigas, en la que la reina se aparea una vez con el o los machos y almacena los gametos de por vida, pues los machos de las hormigas mueren poco después del apareamiento.

En regiones con una estación seca marcada, los alados salen del nido en grandes enjambres después de la primera lluvia de la temporada húmeda. En otras regiones, pueden volar durante todo el año, o más comúnmente en la primavera y el otoño. Las termitas son voladores relativamente pobres y son fácilmente sopladas por el viento de velocidad menor a 2 km/h, perdiendo sus alas poco después de aterrizar en un sitio aceptable, donde se aparean y tratar de formar una colonia en la tierra o la madera húmeda.

Termita reina
Termitas obreras

Obreras

Las termitas obreras carecen de alas y son ciegas para todas las familias con excepción de la familia. Todas son hembras y nunca alcanzan la madurez sexual. Realizan las labores de búsqueda y almacenamiento de alimentos, cría y mantenimiento del nido, y en algunas especies también algunas tareas de defensa. Además se encargan de formar los túneles para la búsqueda de alimento y de limpiar y acicalar a otras castas.

Las obreras son la casta principal en la colonia durante la digestión de la celulosa en los alimentos y son las que se encuentran más probablemente en la madera infestada. Lo que es cierto en todas las especies de termitas, sin embargo, es que las obreras alimentan a los otros miembros de la colonia con las sustancias derivadas de la digestión del material vegetal, ya sea por la boca o el ano. Este proceso de alimentación se conoce como trofalaxis, y es una de las claves del éxito del grupo.

Soldados

La casta de soldado tiene especializaciones anatómicas y de comportamiento, proporcionando fuerza y armadura que son principalmente útiles contra el ataque de hormigas. La proporción de soldados dentro de una colonia varía dentro y entre las especies. Muchos soldados tienen mandíbulas tan agrandadas que no pueden alimentarse por sí mismos, por lo que, al igual que los juveniles, son alimentados por las obreras. Las termitas soldados suelen ser ciegos, pero en algunas familias, sobre todo entre las termitas de la madera húmeda.

La especialización de la casta militar es principalmente la defensa contra la depredación por hormigas. La amplia gama de tipos de mandíbulas y cabezas proporciona métodos que bloquean eficazmente estrechos túneles de termitas contra la entrada de hormigas. Un solo soldado puede repeler el ataque de varias hormigas.

Termitas soldado

Reproductores Alados

Los alados son imagos que todavía mantienen sus alas. Los reproductores alados son los que pueden producir nuevas reinas y reyes. Los alados salen masivamente de la colonia, cuando se encuentran, ocurre el apareamiento en túneles para evadir los depredadores y otros azares. Pierden las alas inmediatamente o seguido del contacto con el sexo opuesto.

Reproductores primarios (Pareja real)

Los reproductores primarios son llamados Rey y Reina. Su cuerpos están normalmente bien esclerotizados, excepto la hembra de algunas especies, cuyo abdomen puede llegar a ser enorme debido a la hipertrofia de sus ovarios.

Reproductores secundarios

En el caso que la reina muera o que esté muy vieja y su producción de huevos decrezca, se pueden producir reinas sustitutas. Tienen el cuerpo normalmente menos esclerotizado que los primarios.

Pseudoergados

Casta no presente en todos los termiteros. Individuos no totalmente diferenciados que en función de las necesidades de la colonia pueden transformarse en una de las tres castas principales: obreras, soldados o reproductores secundarios.

Dieta

Las termitas generalmente se agrupan en función de su comportamiento alimenticio. Por lo tanto, los grupos generales de uso común son subterráneos y se alimentan del suelo, madera seca o húmeda y hierba.

Todas las termitas comen celulosa en sus diversas formas como fibra vegetal. La celulosa es una rica fuente de energía, pero difícil de digerir. Las termitas utilizan principalmente microbios simbióticos protozoos en su intestino para digerir la celulosa y poder absorber los productos finales para su propio uso.

Nidos

Las termitas obreras construyen y mantienen los nidos que albergan la colonia. Estas son estructuras elaboradas hechas usando una combinación de tierra, barro, madera masticada/celulosa, saliva y heces. Un nido tiene muchas funciones tales como proporcionar un espacio protegido y la conservación del agua (por condensación controlada). Hay cámaras de cría muy profundo dentro del nido donde se atiende a los huevos y larvas de primer estadio. Algunas especies mantienen jardines de hongos que se alimentan de la materia vegetal recogida, proporcionando un micelio nutritivo en el que la colonia se alimenta. Los nidos son interrumpidos por un laberinto de galerías tipo túneles que ofrecen aire acondicionado y controlan el equilibrio CO2/O2 y permiten que las termitas se desplacen por el nido.

Los nidos se construyen comúnmente bajo tierra, en grandes piezas de madera, dentro de los árboles caídos o encima de los árboles vivos. Algunas especies construyen nidos sobre el suelo, y pueden convertirse en montículos. Los propietarios de viviendas deben tener cuidado con los tocones de árboles que no fueron desenterrados. Estos son los principales candidatos para los nidos de termitas y al estar cerca de los hogares, las termitas por lo general terminan por destruir el revestimiento e incluso a veces las vigas de madera.

¿Necesita eliminar termitas?

Nuestro equipo de profesionales le atenderá. Llámenos al 629 535 444 o por e-mail a info@hiamex.es Solicite presupuesto

¿Qué tipo de tratamiento elegimos? Tratamiento de termitas con cebos, o barreras químicas

Tratamiento cebos termitas

Tratamientos con cebos

Los tratamientos con cebos permiten la completa eliminación de las colonias de termitas subterráneas tras la intoxicación de las mismas. Este tipo de tratamiento utiliza el propio comportamiento natural de las termitas, concretamente un mecanismo de intercambio de alimentos conocido con el nombre de trofalaxia.

Tras la distribución del cebo por parte de las termitas obreras, el IGR (inhibidor de la síntesis de la quitina) irá bloqueando el sistema que les permite crecer, la muda. Las termitas, como el resto de insectos, carecen de un esqueleto interno, en su caso disponen de un exoesqueleto esqueleto externo, cuyo componente principal es la quitina. Periódicamente, a medida que van creciendo, necesitan cambiar estas especie de ‘piel’ por una nueva de mayor tamaño. El IRG de los cebos, impedirá el desarrollo de este proceso, y la totalidad de las termitas que componen una colonia, morirá inevitablemente.

Tratamientos químicos o inyección/barreras

Es preciso proceder a la saturación de la madera con un caldo biocida, para lo cual utilizaremos para marcos de puertas, ventanas, armarios, etc., inyectores de 6.5 mm de diámetro. Dependiendo del grosor de los cercos utilizaremos diferentes largos pudiendo ser de 15 ó 21 mm, teniendo en cuenta siempre que la profundidad del taladro debe ser mayor que la longitud del inyector, formando de esta forma una cámara que facilita la penetración del caldo en el interior de la madera. Según sea la sección de los elementos a tratar así será el diámetro de las perforaciones y por tanto el de los inyectores, siendo los diámetros más frecuentemente utilizados el ya mencionado de 6,5 mm, 9,5 mm., 10 mm. y 12 mm.

Las perforaciones deben hacerse a una distancia máxima entre ellas de 33 cm. ya sea en línea o al tresbolillo y con una profundidad de 2/3 de la anchura o altura del elemento tratado o que no sobrepasen los 6 cm. desde el fondo del orificio a la cara inferior. Si la anchura de la viga o jacena fuese a superior a los 20 cm. o su semipérimetro igual o superior a los 40 cm. los orificios se realizarán sobre las dos caras y al tresbolillo con una profundidad de la mitad de la anchura o que queden 6 cm. desde el fondo del orificio a la cara inferior. Igual se realizaran para las vigas de sección circular y con un diámetro igual o superior a los 40 cm.

Tratamiento químico termitas
Hiamex realiza un plan de control basado en:

Diagnóstico de situación

Tiene como objeto determinar la identificación de la especie, la existencia y magnitud de los daños producidos, así como la presencia de factores físicos que favorecen su proliferación (humedad, temperatura).

Recopilación de información previa

Entorno: Presencia de zonas ajardinadas, posibles fuentes de humedad, información de antecedentes en inmuebles colindantes, características de la madera, etc.

Inspección

En el transcurso de la inspección se deben examinar los siguientes puntos: Detección de indicios de infestación que permitan la identificación, localización, y cuantificación del grado de ataque, como presencia de ejemplares, serrín, existencia de orificios o galerías en la madera, conducciones terrosas, coloraciones anormales de la madera, humedad, ruidos, etc.

Tecnología avanzada

Lo expuesto en el plan de control Hiamex lo realiza con la tecnología más avanzada en el mercado, haciendo un estudio termítico, el único radar patentado para la detección de la termita es el único dispositivo con esta tecnología en el mundo que puede localizar exactamente y seguir la presencia de termitas sin la necesidad de penetración física en paredes, pisos o techos, sin interrumpir y desplazar la actividad de las termitas. Las señales de radar están calibradas especialmente para localizar y confirmar la presencia de termitas a través de la madera, ladrillo, albañilería, tablero de yeso/pared seca, plástico, azulejos, alfombra, armarios de la cocina, y muchos otros materiales y mobiliario comunes de construcción. El radar de detección de la termita asegura la no penetración física de paredes y de ninguna necesidad de golpear ligeramente o agujerear las superficies. Las termitas no se espantan, no se retiran, y continúan activas facilitando el tratamiento.

Medidas de control directo

En el caso de las termitas o carcoma y debido a la biología particular de estos insectos se deben aplicar productos químicos, bien mediante inyección a presión de termicidas en elementos de madera y cimientos continuos a estas por los que acceden los xilófagos (termitas, carcoma ) o bien mediante la colocación de cebos.

Certificado termítico

También certificamos mediante informe termítico la ausencia de las termitas o cualquier otro xilófago en su propiedad (casa, piso o cualquier otro inmueble) de forma que dicho documento facilita la venta de la propiedad.

¿Necesita eliminar termitas?

Nuestro equipo de profesionales le atenderá. Llámenos al 629 535 444 o por e-mail a info@hiamex.es Solicite presupuesto
Consulte las sedes de Hiamex en Extremadura    Ver mapa